Adiós al 'boom' del pádel: así es el Pickleball

El nuevo deporte de raqueta que arrasa en Estados Unidos y que ya se puede practicar en España

Combina tenis, bádminton y ping-pong. En Estados Unidos crece a un ritmo del 650% y España es ya uno de los 70 países en los que empieza a extenderse. Lo practican más de cinco millones de personas.

Puede que su nombre te suene poco aún. Pero, ¿y si te decimos que el pickleball es como si juntaras el tenis, ping-pong, bádminton y pádel todo en uno? ¿Y si a eso le añadimos que se trata del fenómeno social dentro de los deportes de raqueta en Estados Unidos? Que más de cuatro millones lo practican ya y que se ha extendido por 70 países... Incluido España.

Al igual que sucedió en la pasada década con el boom del pádel o el ciclismo que hoy vivimos, cada cierto tiempo asoman tendencias deportivas que acaban por asentarse. Y la evolución de este deporte inventado por un congresista estadounidense en 1965 (después te contamos su historia) unido al atractivo de su juego apuntan a la nueva moda que ha comenzado a despegar en Europa y que ya cuenta con más de cinco millones y una tasa de incremento del 650% en solo seis años, según la Asociación del Pickleball de Estados Unidos (USAPA).

Si algo tiene el pickleball que engancha cada vez a más gente es la facilidad para aprender sus reglas, ya que tiene varias similitudes con el tenis, pádel o bádminton, así como el rápido crecimiento que puede experimentarse desde la primera vez que te pones a practicarlo. Por este motivo, se ha ganado la fama de ser un juego ideal para practicar en familia o con amigos y divertirse todos juntos sin importar mucho la edad o condición física. Esto es principalmente lo que debes conocer:

En este deporte que puede ser practicado por parejas o de manera individual, gana el set o juego el jugador o equipo que llega a 11, 15 o 21 puntos, con al menos 2 de ventaja sobre el rival. Cada partido consta de un máximo de 3 sets.

La instalación de pistas en este deporte es sencilla y no requiere de gran inversión, ya que sólo requiere una superficie lisa y rígida, y redes portátiles. El campo de juego tiene unas dimensiones de 13,4 metros de largo y 6 metros de ancho. Junto a la red, posee otra línea a lo ancho que delimita la zona de no volea (de 2,1 metros) en la que no se puede golpear la pelota sin que bote.

Hasta que la pelota no haya botado una vez en cada lado, nadie puede volear la pelota o jugarla sin botar.

Se saca la pelota desde abajo, es decir, moviendo la pala por debajo de la cintura en un movimiento ascendente, sin que la pelota bote en la pista.

La pelota tiene que entrar en el cuadro de servicio diagonalmente opuesto al lugar desde el que se realiza el saque. Debe botar solo una vez dentro de los límites del terreno de juego rival. Si bota afuera, el tiro será inválido. Si toca el suelo dos veces, el punto es para el equipo que realizó el tiro.

Sólo el jugador o equipo que ha efectuado el servicio puede obtener el punto, y tienen lugar cuando falla el oponente - falla al devolver la pelota, la devuelve fuera de la pista, etc...

¿QUÉ NECESITAS PARA JUGAR?

Es obvio que para practicarlo necesitaremos una pista, una red (con un tamaño es similar al del tenis) y equipamiento básico que encontraremos sin problema. Pero en el pickleball hay un par de aspectos que diferencian a este deporte. Por un lado, requiere una pala más grande que la de tenis de mesa (aunque no pesa demasiado) y, por otro, una pelota perforada de un material de plástico y con una superficie suave sin rugosidades con unas dimensiones que oscilan entre los 7 y 7,5 cm de diámetro y un peso de entre 22 y 26 gramos. Son un poco más grandes que las pelotas de tenis y más ligeras.

Te preguntarás en qué se traduce eso. Lo que hace diferente al pickleball respecto a otro deporte como el pádel es que esa pelota, al estar perforada, va más lenta. Y esto permite que haya intercambios más largos, lo que hace que prime lo táctico antes que la fuerza.

¿POR QUÉ GANA TANTA POPULARIDAD?

Es curioso, porque uno de los mayores motivos de divertimento que se le atribuyen a este deporte es que esa lentitud de la pelota obliga a emplear más la estrategia que en otros deportes similares como el bádminton. Es decir, es un juego bastante táctico y con puntos más largos. Y eso es un valor añadido que hace disfrutar al jugador más novel: sentirse apto para el juego desde el inicio y experimentar peloteos prolongados y de calidad.

Por otro lado, los jugadores más experimentados de pickleball pueden disfrutar el desafío del ritmo rápido, competitivo y estratégico que también puede ofrecer esta actividad.

A eso se suma el hecho de que los rivales se encuentran muy cerca entre sí, lo que da lugar a una interacción fluida entre ambos, cosa que no ocurre en otros deportes de raqueta, en los que se encuentran a distancias mayores en cada punto.

Fuente: marca